Aquí os comparto la opinión de algunos de los adultos que han decidido aprender a educar desde el respeto y a entender al niño como “dueño de su vida”.

Cuando uno ya no ve otra opción de cómo hacerlo para que funcione y lo único que encuentra son resultados negativos y malas conductas que se repiten día a día, puede llegar al momento de querer “educar sin sufrir ni él/ella ni su hijo/alumno”. Si has llegado a este punto, o conoces a alguien que ha llegado, debéis sumergiros en estas publicaciones de Educación respetuosa donde Contigo Desenredo os ayuda a descubrir que hay otras maneras más agradables, y con buenos resultados a corto y largo plazo, para educar sin gritar, amenazar, castigar o premiar.

¡Comparte tú también tu opinión con nosotros! y ayuda a que otros padres se identifiquen con tu necesidad y posteriores buenos resultados. Grano a grano se hace granero, y el granero de la educación es el que mejor abastecido debemos mantener entre todos para que nunca falte en nuestra sociedad.

¡Gracias por vuestros testimonios tan sinceros!

Gracias por compartir..Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page
  1. Contigo Desenredo says:

    “Notaba que con mis hijas estaba perdiendo visión y positividad ¡que me estaba pasando al “lado oscuro”!, veo que necesitaba rodearme de gente como tú y escuchar consejos como los que tú me das”

  2. Contigo Desenredo says:

    “Ahora entiendo que yo era más necia que ellos porque repetía las mismas conductas sin razonar que me llevaban a los gritos diarios, y eso es de lo que me quejo también a diario, y que si no cambio yo es imposible que ellos aprendan otras maneras de hacer las cosas”

  3. Contigo Desenredo says:

    “Había agotado mis recursos, lo que me hacía perder la calma a veces ahora ya era una rutina. ¡era horrible! cada vez que notaba que se me encogía el estómago porque ya me iba a cabrear y a pegar un grito (o un tortazo) no era capaz de controlarme. Ahora es distinto, aprendí que yo puedo controlarme mejor que ellos por ser adulta y así sé cuando debo parar y respirar para resolver sin complicarlo más. ¡increible!”

  4. Contigo Desenredo says:

    “Me costó pero lo conseguí: ahora soy consciente de que los cambios a mejor o a peor dependen exclusivamente de mi actitud”

  5. Contigo Desenredo says:

    “Me encanta cómo Virginia se explica en los talleres, ¡es que me veo totalmente reflejada!”

  6. Contigo Desenredo says:

    “Lo recomendaría a otros padres y maestros. Les diría que hay otra manera de trabajar de forma respetuosa, que evita conflictos y que te ayuda a entender mejor al otro”

  7. Contigo Desenredo says:

    “Lo más útil y significativo del taller para mi fueron los ejemplos de las situaciones cotidianas que se producen entre padres e hijos y las posibles soluciones a los conflictos que surgen””

  8. Contigo Desenredo says:

    “Lo más útil y significativo del taller para mi fueron los ejemplos de las situaciones cotidianas que se producen entre padres e hijos y las posibles soluciones a los conflictos que surgen” Alfredo, padre.

  9. Contigo Desenredo says:

    “Lo más útil fueron los casos prácticos porque te hacen “VER” las cosas” “Lo recomendaría porque es necesario un cambio. Que las cosas cambiarían para mejor de esta forma” Keka.

  10. Daniel says:

    Mi mujer y yo decidimos realizar una serie de sesiones con Virginia en nuestra casa para mejorar la relación con nuestras hijas. Las sesiones siempre han sido muy flexibles. Virginia nos ha enseñado sus métodos y herramientas y a la vez nos ha involucrado al 100% en la sesión pidiendonos ejemplos del día a día con nuestras hijas. Hemos notado cambios en nuestras hijas desde el principio. Con las herramientas de Virginia seguimos aprendiendo cada día de situaciones nuevas. Mi mujer lo lleva mucho mejor que yo. Aplicar las herramientas es un proceso largo y hay que tener paciencia. Desde luego tengo claro que los primeros que tenemos que cambiar y mejorar nuestro modo de ver las cosas somos los padres. Sólo así podemos conseguir que nuestros hijos mejoren, porque su comportamiento es un reflejo del nuestro. Lo mejor de todo: Todos aprendemos y a la vez mejoramos de manera significativa la relación con nuestros hijos. Yo estoy encantado!!! Daniel, padre de 3 niñas de 7, 5 y 2 años.

    • Contigo Desenredo says:

      Muchas gracias Daniel por tu testimonio personal. Por mi parte ha sido un placer trabajar con vosotros, una familia tan implicada y comprometida, unos padres reflexivos avanzando en la adaptación de hábitos desde el respeto mutuo con sus hijas. Un abrazo grande! Virginia García

  11. Montse García says:

    Iba con necesidad de cambio pero sin expectativas, ya que dudaba si a mí, que no tengo hijos ni alumnos, podría aportarme algo esta nueva “cosa” (léase disciplina, teoría, corriente educativa, …), y sinceramente me sorprendió lo pronto que le vi aplicación y sobre todo lo que me hacía reflexionar sobre lo dura que estaba siendo con las personas realmente importantes en mi vida y sobre todo conmigo misma. Me hizo pensar mucho… sentir mucho… llorar un poco… y ver que una nueva forma de ver la vida era posible. Además pude conocer personas extraordinarias que hacen cosas extraordinarias. Gracias, Virginia, espero que esto solo sea el principio, solo el primer nivel de ese estado de bienestar porque esta sensación, con lo poco que nos ha dado tiempo a cambiar, es muy motivadora. Mmmmmuack!

    Montse García, empresaria.

  12. L. says:

    Lo peor ha sido no haber podido hacerlo antes. El tema, los compañeros, el ambiente, Virginia… todo ha merecido la pena. Aporta valor pero sobre todo una buena dosis de realidad porque sin a penas darnos cuenta estamos muy “enredados”. Lo prácticos que son los talleres nos da la posibilidad de experimentar en primera persona lo que sienten los niños. Y no solo ellos, también los adolescentes o los adultos ya sean familia, amigos, compañeros o jefes, porque la disciplina positiva es aplicable a todo. Se basa en el respeto mutuo así que, ¿quién no quiere probarlo?
    L. Docente

Comments are closed.